Evolución de tu paladar de vino

Independientemente de cómo hayas encontrado tu camino hacia el vino, ¡Hoy, estás aquí leyendo esto!
Sin duda, beber vino es un viaje largo, y por esta razón es muy probable que tu paladar vaya cambiando con el tiempo. ¡Es más!, Seguro ya has vivido esta revolución, sin que hayas puesto atención; ¿Recuerdas cómo alguna vez amaste la leche de fresa para el desayuno, pero ahora prefieres el café?...
Según algunos conocedores y entusiastas del vino, una manera bastante acertada de conocer cómo cambia tu paladar con el tiempo, se puede ver representada de la siguiente manera:

 

Estas son las 5 etapas de la evolución de tu Paladar de Vino:

Es hora de revisar cada uno de los pasos de la evolución de nuestro paladar, de las cuales, una vez que llegues al final, irónicamente te encontrarás de nuevo en el inicio:

  1. Vinos Dulces: Si vienes del mundo de los cocteles, lo más probable es que tu paladar prefiera los vinos blancos y rosados dulces. Curiosamente, estos vinos no son solo para principiantes, puesto que casi todos los expertos han manifestado, en algún momento, su amor por los vinos blancos dulces. Si te sientes identificado con esta etapa, te recomendamos nuestro Armonía Viognier.
  1. Vinos Afrutados: Este es el estilo de vino más vendido, comentado, calificado y coleccionado. Estos vinos pueden ser ligeros, atrevidos, suaves o picantes, pero todos tienen sabores de frutas dulces como característica dominante en el sabor. Para ofrecer este estilo, no es raro encontrar una pequeña cantidad de azúcar residual. Dentro de estos estilos, te recomendamos nuestro ensamblaje Bruma Cabernet Sauvignon-Merlot.
  1. Vinos potentes: Después de explorar los vinos afrutados, es probable es que busques más!... Más fruta, más maduro, más cuerpo; más de todo. Los vinos tintos y blancos atrevidos como un Cabernet Sauvignon o un Chardonnay con roble son el mejor ejemplo. Aquí es probable que identifiques sabores distintos asociados directamente a procesos de elaboración en el vino. Por ejemplo, el sabor a chocolate cremoso o vainilla en un vino tinto intenso, corresponde al proceso de envejecimiento en roble del vino. Si eres de este equipo, te recomendamos Cautivo y Tomás Carlos, dos ejemplares excepcionales de nuestra gama Ultra Premium.
  1. Vinos Elegantes: Para aquellos que pasaron de la etapa audaz del vino tinto, su paladar empezará a preferir la elegancia en el vino y además es probable que su paladar esté más entrenado que el catador promedio. Normalmente tendrá mucha facilidad para encontrar notas muy complejas puesto que se requiere de mucha habilidad para descifrar los sabores sutiles en los vinos elegantes. Los vinos tintos elegantes incluyen cepas como Pinot Noir y Sangiovese, los cuales puedes encontrar en nuestra línea Premium Travesía.
  1. Vinos Espumosos: Burbujas! Burbujas! Es normal que dejemos a un lado nuestras nociones preconcebidas sobre el vino y nos enamoremos de los vinos espumosos. Estos tienen la reputación de ser el alma de la fiesta, sin embargo, se trata de los vinos más difíciles de elaborar a nivel técnico. Si te encantan las burbujas es muy probable que hayas aprendido a apreciar los aromas secundarios del vino que provienen de la fermentación, incluidos todos esos aromas a pan, bizcocho, mantequilla, levadura e incluso cerveza.
  1. Adivina qué! Oh sí señores!...De vuelta a los vinos blancos dulces! Prepárate para las nuevas sorpresas que tenemos preparadas para este año!!!

Dejar un comentario