Nuestra historia...

En Ecuador, donde se unen los dos hemisferios del planeta, hemos logrado lo inimaginable, producir los primeros vinos finos de alta calidad.

Este recorrido, que inició hace más de 10 años, descubrió la paradoja del vino hecho en nuestro país. Una travesía de aromas y sabores de excelencia, que revelaron el enigma de un vino originario de nuestro propio suelo.

Nuestro viñedo está ubicado en San Miguel Del Morro, Playas, una pequeña localidad que se caracteriza por sus días luminosos, noches frías, suelo calizo y continua brisa marina.

Dos Hemisferios desafió la creencia de que en la mitad del mundo no existían las condiciones para cosechar uva para vino, hecho que se creía posible solo en países de otras latitudes y con cuatro estaciones climáticas.

No obstante, en 1999, se adquirieron 360 hectáreas en San Miguel Del Morro donde, en un inicio, se sembró variedades de uva de mesa (Italia, Cardinal y Rivera). Alentados por los excelentes resultados, en el 2004, se apostó por la iniciativa de cosechar uvas para vino. Sin escatimar ningún esfuerzo, se importaron los mejores clones de Cabernet Sauvignon, Malbec, Merlot, Pinot Noir, Shiraz y Chardonnay, y con la experiencia de Abel Furlán, reconocido enólogo de Mendoza (ciudad argentina de famosa tradición vinícola), se logró el primer vino ecuatoriano de alta calidad: Paradoja 2006 (mezcla de Cabernet Sauvignon y Malbec). Su nombre nace debido a que hacer vinos en nuestro país era eso: una paradoja.

En el 2008 Paradoja salió a la venta con una producción de apenas 1200 botellas que fueron comercializadas entre amigos y conocidos que quedaron extasiados por el aroma, sabor y color de este vino. Algunos de ellos aún guardan celosamente las primeras botellas.

Luego de Paradoja, nació Bruma 2007 (ensamble de Cabernet Sauvignon y Merlot). Su nombre simboliza la bruma del amanecer que cubre el viñedo día a día.

Al año siguiente salió Enigma 2008 (Chardonnay), cuyo nombre hace alusión a la incógnita sobre cómo iba a resultar la uva sembrada para este vino, el primer vino blanco.

Seguiría el vino Del Morro 2008 (Cabernet Sauvignon), llamado así en honor a las tierras, y a su gente, donde fue posible cultivar las uvas que dieron vida a estos vinos únicos en su género.

En octubre 2011 el mercado recibió nuestro quinto vino: Travesía 2009 (Cabernet Sauvignon).  Bautizado así en referencia al recorrido de más de una década en la producción de vinos. 

En el camino, otras marcas han sido incorporadas al portafolio. El vino Cautivo, una edición limitada de categoría exclusiva, logró en su debut conquistar una Mención de Honor en el International Wine Challenge en Londres en el 2015.

El vino Valle del Mar, de gama competitiva, salió al mercado local en ese mismo año y su nombre manifiesta el hecho de que la ubicación del viñedo se encuentra a pocos kilómetros del mar.

El reto de crecer ha persistido y es así como nuestras marcas han logrado llegar al mercado internacional. A partir del año 2016 Dos Hemisferios ha representado al Ecuador en las principales ferias de vino internacionales como Prowein, Anuga y Summer Fancy Food Show. En el 2014 nuestros vinos llegaron a Suiza, en el 2018 a España y Alemania y en el 2019 a Estados Unidos, al Estado de Nueva York, luego de haber participado en una exitosa cena ecuatoriana maridada con nuestros vinos en James Beard Foundation (junio 2018), una reconocida institución con la misión de celebrar la diversidad de la cultura gastronómica americana.

Nuestros vinos se agrupan bajo la marca comercial Dos Hemisferios, nombre que representa a nuestro país, paraíso fértil para cualquier agricultor, donde se funden los dos hemisferios del mundo.

Los vinos de Dos Hemisferios han sido premiados dentro y fuera de nuestro país, y son el primer gran paso para proyectar al Ecuador, a nivel internacional, como un país de producción vinícola.

Los invitamos a formar parte de esta tradición que nace de la mano de Dos Hemisferios.

Dejar un comentario